Fideicomiso

El Fideicomiso es un contrato con el cual un Fideicomitente transfiere bienes a un Fiduciario, para administrarlos a favor de un Fideicomisario o Beneficiario.
El Fiduciario puede ser una persona física o jurídica y también una Sociedad Anónima. Las partes pueden ser de cualquier nacionalidad y el Fiduciario puede identificarse con el Beneficiario. El Fideicomiso puede ser revocable o irrevocable.
La ley no pone límites para los bienes objeto del contrato, que pueden ser presentes y futuros, ni a las finalidades para perseguir, con excepción de las que atenten a la moral o al orden público.
Este tipo de contrato es muy apreciado como instrumento de protección, inversión y garantía patrimonial.

Ventajas del fideicomiso:

  • Los bienes que forman parte del contrato no son ni embargables ni secuestrables
  • El fideicomiso de inversión permite al inversionista participar en los beneficios obtenidos a escala internacional por fiduciarios como bancos o sociedades de inversión
  •  El fideicomiso de garantía es utilizado para acceder a préstamos hipotecarios y se utiliza especialmente en la compra y venta de bienes inmuebles.

Confidencialidad

La divulgación de informaciones relativas a los elementos del contrato de parte de fiduciarios, representantes, empleados, etc. es un ilícito penal.

Facilitaciones fiscales

  • Las ganancias obtenidas en el extranjero no son gravadas en Panamá (principio de territorialidad)
  • Están exentos de impuestos:
    • Actas de constitución, modificación y extinción
    • Transferencia de bienes objeto del fidecomiso
    • Intereses de depósitos bancarios.