protezionepatrimoniale

Protección de los activos

La Protección de los activos representa una opción de primaria importancia para quien haga negocios e invierta en Panamá.

Maltinti y Asociados se ha especializado en brindar la mejor solución según los casos. Además de evaluar la forma de protección más apropiada de los activos, la Firma maneja perfectamente todo lo que concierne a la organización, representación y fiscalización de los instrumentos escogidos.

En particular, la ley panameña presenta tres opciones:

  1. Sociedad Anónima
  2. Fundación de Interés Privado
  3. Fideicomiso.

La ley panameña regula tres instituciones:

La Sociedad Anónima

Fundación de interés privado

Fideicomiso

Sociedad Anónima

La Sociedad Anónima es uno de los instrumentos más utilizados para la protección patrimonial a nivel personal y empresarial.

Todos los activos a nombre de la Sociedad (por ejemplo, bienes inmuebles, buques, aeronaves, acciones, derechos de propiedad, derechos de imagen, etc.) forman parte del patrimonio de la Sociedad, cuya característica es la de ser separado del patrimonio de los socios, de manera que las obligaciones personales de estos últimos no afecten el patrimonio de la Sociedad y viceversa.

La ley panameña favorece a la Sociedad Anónima con disposiciones relativas a:

  • Anonimato
  • Funcionamiento de la entidad
  • Facilitaciones fiscales.

Para más información haz click aquí.

Fundación de Interés Privado   

La Fundación de Interés Privado es una entidad que, a través de un Fiduciario, administra activos, capitales o acciones de acuerdo con las directivas de un Fundador y a favor de un beneficiario.

El Fundador también puede ser una Sociedad Anónima.

La Fundación de Interés Privado es un excelente instrumento para la protección patrimonial y la planificación fiscal.

La Fundación puede administrar activos y valores, perseguir finalidades educativas y generar ingresos, siempre que los mismos se reinviertan, de acuerdo a la naturaleza de Fundación.

La ley fomenta la constitución de las Fundaciones por medio de concesiones y facilitaciones patrimoniales y fiscales.

Para más información haz click aquí.

Fideicomiso

El Fideicomiso es un contrato con el cual un Fideicomitente transfiere bienes a un Fiduciario, para administrarlos a favor de un Fideicomisario o Beneficiario.
El Fiduciario puede ser una persona física o jurídica y también una Sociedad Anónima. Las partes pueden ser de cualquier nacionalidad y el Fiduciario puede identificarse con el Beneficiario. El Fideicomiso puede ser revocable o irrevocable.
La ley no pone límites para los bienes objeto del contrato, que pueden ser presentes y futuros, ni a las finalidades para perseguir, con excepción de las que atenten a la moral o al orden público.
Este tipo de contrato es muy apreciado como instrumento de protección, inversión y garantía patrimonial.

Para más información haz click aquí.